“Dar la nota” como primer paso para crear valor de marca

Ser conocidos y permanecer en la mente de nuestro target es una prioridad de primer orden, especialmente para aquellas empresas de reciente creación. Con total seguridad, la competencia de nuestro sector será atroz. Por ello, nuestro producto o servicio deberá encontrarse entre las posibles opciones del consumidor.

De este modo, obtener (y mantener) una alta notoriedad es esencial para captar nuevos clientes y el primer paso para generar valor de marca. La piedra angular radica en impactar y “viralizar” al público objetivo, pero sin perjudicar nuestra imagen de marca. Analicemos un par de ejemplos reales:

Lo mejor de Colombia entra por aquí.

Hace unos días, una cafetería de Vilagarcía de Arousa tuvo la brillante idea de colocar en la entrada de la ciudad el siguiente cartel publicitario:

Dado que la ciudad es conocida por ser históricamente una puerto de entrada de estupefacientes, el cartel se viralizó. De este modo, el establecimiento y su marca consiguen el primer objetivo: llegar al máximo número de destinatarios posibles. Tradicionalmente, el marketing ha utilizado técnicas de creación de un eslógan, las actividades de patrocinio,  las extensiones de marca, etc. Pero las reglas han cambiado, y la digitalización obliga a las empresas a reinventar sus métodos. Una de las técnicas más empleadas (y de mis preferidas) es el Branded Content.

La dificultad de impactar positivamente a nuestro público.

Conseguir un gran impacto mediático es algo relativamente fácil (según qué sector). Más complicado es que la difusión no perjudique nuestra marca. Y aún más difícil es conseguir, simultáneamente, que los destinatarios asocien nuestra marca a los valores o atributos que nosotros queramos. En este caso en concreto,  la imagen de la cafetería parece no verse perjudicada. Más discutible es que hayan logrado que sus posibles clientes identifiquen su marca con el atributo de la excelencia.

Otro estupendo ejemplo lo representa la plataforma de compraventa Chicfy. La alta proliferación de este tipo de plataformas (MilAnuncios, Vibbo, Wallapop, LetGo…) obligan a los nuevos actores a exprimir su ingenio para intentar “ser vistos” dentro de un mar de opciones. Utilizando extraordinariamente la psicología, Chicfy ha logrado obtener unos niveles extraordinarios de repercusión con su pegadiza canción:

¿Qué hacer tras conseguir una buena difusión e impacto en nuestro target?

Si la campaña no es lo suficientemente buena como para provocar en los destinatarios una impacto recurrente, de poco sirve. De los receptores de nuestra campaña, tan sólo unos pocos visitarán nuestro establecimiento o nuestra web. Es ahí cuando, mediante una serie de técnicas de las que ya hablaremos, conviene destinar todos los esfuerzos para lograr la ansiada conversión en venta.

¡Feliz Año 2018!

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies